Inicio / Noticias / La mujer transgénero que se ha operado para convertirse en un dragón

La mujer transgénero que se ha operado para convertirse en un dragón

Eva Tiamt Medusa nunca se ha sentido a gusto con su cuerpo. Esta mujer de 55 años nació siendo hombre. Tras cambiarse de sexo, ahora a los 55 años ha vuelto a transformarse. Pero esta vez, en dragón. Para ello se ha sometido a una serie de operaciones para modificar su nariz, sacarse los dientes y pintarse los ojos.

GEORGIA, USA: Tiamat as pictured in November 2012. WELCOME to the world of the transgender former banker who claims to be the first and only person to have both ears cosmetically removed as part of her quest to become a DRAGON. Born Richard Hernandez in Mobiltown, Maricopa County, Arizona, this fifty-five-year-old would-be dragon now known as ìTiamatî has taken on several personas and undergone multiple stages of transformations or ëmetamorphosisí to arrive at her final reptilian destination. This ìhuman-dragonî also had horns implanted on her forehead and tattoos and scarification on her face to resemble snake scales. The whites of her eyes are stained green, giving her the Medusa ëGreen eyes of Deathí as she jovially refers to them. She has been reborn as a ìdragonî with the full name Eva Tiamat Baphomet Medusa, known as the Dragon Lady.

Y no solo eso. Eva se ha cambiado su nombre a Eva Tiamat Baphomet Medusa, el mismo nombre que un personaje de un videojuego al que quiere homenajear con su físico.

Esta mujer que nació hombre nació hace 55 años con el nombre de Richard Hernández en Arizona (Estados Unidos). Su primera transformación tuvo lugar en 1990, cuando se operó para retocar su cara. 7 años después, volvió a pasar por el quirófano para cambiarse de sexo. Hasta entonces, Richard llevaba una vida de lo más convencional: tenía mujer e hijo y trabajaba en un banco.
Durante los siguientes años, Eva fue visitando con asiduidad a los médicos para seguir un tratamiento hormonal y para modificar su zona genital. Pero tras finalizar su proceso de cambio de sexo, quiso ir un paso más allá y convertirse, según sus propias palabras recogidas por el medio británico Daily Mail en “el primer humano reptiloide”.

Para ello, Eva se ha quitado las orejas, se ha tatuado escamas, se ha separado la lengua para convertirla en bífida, se ha tintado los ojos, se ha raspado la nariz hasta dejarla prácticamente en un pequeño bulto y se ha implantado unas pequeñas protuberancias a modo de cuernos en la frente.

“Soy lo que soy, soy mi propia creación”, sentencia Eva en el mismo medio. Recientemente Eva ha compartido en Internet una serie de fotos de su antes y después, imágenes que ilustran este artículo, en el que se puede ver su enorme mutación.

 

Check Also

El Flaco Frank les predica en un Jaripeo.

El Presente caballero es un humorista Salvadoreño, que se presenta en diferentes lugares con su …